Frutales  Hay 68 productos

Porque también es posible tener un frutal en una maceta en el balcón. Disfruta de la naturaleza y de sus frutos. En

nuestras instalaciones de más de 20.000 m² a 25 minutos de Barakaldo puedes encontrar árboles y arbustos de una gran variedad y tamaños.

Los arbustos pueden servirte para separar distintos ambientes en tu jardín, distanciarte visualmente de la terraza de tu vecino o cubrir las vallas que cercan los límites de tu casa. Son nuestros aliados en camuflaje y conseguirás con ellos una mayor intimidad de tu espacio exterior.

Los árboles frutales puedes plantarlos directamente en la tierra o en una maceta. Aunque con esta última opción te crecerán algo menos por falta de espacio, la fruta y su belleza será la misma. Así que no te prives de tener un limonero, un naranjo, un mandarino, un cerezo o un manzano. ¡Planta un árbol frutal en maceta!

En nuestro vivero te ayudamos a encontrar el árbol que mejor se adapte a tus circunstancias y terreno. Desde grandes árboles que te den sombra para leer bajo ellos o colocar una hamaca para grandes siestas. Hay árboles decorativos que llenan de belleza tu jardín. Y pequeños arbustos que te dan frutos del bosque como el arándano o la frambuesa. Tenemos más de 45 años de experiencia y nos encanta nuestro trabajo, así que ven a nuestra tienda y preguntanos todas tus dudas. Estaremos encantados de resolverlas.

Ordenar por
por página

Hay pocas cosas tan satisfactorias como cultivar tu propia fruta. Tanto si tienes una huerta, un jardín o un pequeño balcón puedes plantar tus propios árboles frutales. Porque puedes tener tanto a tu frutal en maceta como directamente en tierra.

En Garden Center Sopela, a 20 minutos de Barakaldo, puedes ver en nuestro vivero de árboles frutales distintos tipos y variantes. Y ya sabes que puedes preguntarnos todas tus dudas sobre sus cuidados, estamos encantados de ayudarte para que tus frutales crezcan sanos y puedas cosechar una fruta deliciosa. Vamos a hablarte de los frutales que más nos gustan, pero no dudes en preguntarnos por cualquier otra variedad que te interese.

Cerezo

El cerezo forma parte del género Prunus y pertenece a la familia de las rosáceas. Es de origen griego y fueron los romanos los que lo expandieron a otros países. Por lo que es un árbol que se adapta al clima templado del Mediterráneo perfectamente. Puede llegar a aguantar hasta los -20ºC pero las flores es muy posible que se dañen a partir de los -2ºC.
La recolección será entre mayo y agosto. Hay que recolectarlas en su punto porque no maduran más fuera del árbol. Son bastante frágiles así que hay que guardarlas con cuidado.

No podemos evitar hablar de la bella variante japonesa: el Prunus serrulata. También conocido como cerezo de Japón o como sakura japonés. Y aunque su fruto es comestible en Japón es más apreciado por la belleza de sus flores. Algo parecido le ocurre al cerezo llorón o Prunus subhirtella, que es otra variante japonesa. Ambos cerezos ornamentales llegan a su apogeo en primavera con su floración. En la cultura japonesa hay una tradición, conocida como Hanami, que consiste en la observación de las flores. Los parques de las ciudades se llenan de personas haciendo picnic para disfrutar de su belleza y se celebran festivales en torno a su floración.

Ya hemos mencionado que del cerezo el fruto es muy apreciado y también su flor. Pero también su madera. Se utiliza tanto para realizar muebles como para instrumentos musicales. Como puedes ver este árbol es muy valorado en todos sus aspectos, por lo que no hemos podido resistirnos y hemos comenzado por él. ¡Pero hay otros frutales también muy interesantes para plantar!

Manzano

Los manzanos necesitan sol, y pueden soportar hasta 12º bajo cero. Antes de regarlo deja que se seque la superficie de la tierra unos centímetros. Y pódalo en invierno, para que sus ramas estén en orden. Como ya sabes hay muchas variantes de manzanas y de colores muy variados. Los manzanos enanos son perfectos para un balcón, ya que puedes plantarlos en una maceta. Producen manzanas de tamaño normal, pero en menor cantidad. Y cómo es inevitable que cada uno tengamos nuestras propias preferencias vamos a hablaros de nuestras variedades favoritas y algunas de sus peculiaridades:

- Manzano verde doncella: Le costará dar su primera cosecha así que paciencia, porque luego suele dar una producción elevada. Pero con tendencia a la vecería, es decir, hay años que no te dará cosecha. Es parte de su ciclo natural, así que no te preocupes si un año te da muchas manzanas y al siguiente ninguna.
- Manzano fuji: es de origen es japonés y, aunque lo pueda parecer, su nombre no se debe al monte Fuji, es por la ciudad japonesa Fujisaki. Existen más de 20 variedades de la manzana fuji. Tiene menor tolerancia a suelos ácidos que otros manzanos.
- Manzano golden: sus manzanas han sido las más comercializadas en todo el mundo durante el siglo XX y sigue siendo muy popular, pero se han añadido más variedades en el mercado internacional. La Golden Delicious es resistente a muchas enfermedades y da una alta producción de cosecha.
- Manzano royal gala: son característicos de climas fríos, aunque se desarrollan también en climas templados. Son muy resistentes, capaces de soportar suelos con alta salinidad. Las manzanas son rojas con algún tono amarillo. Bonitas y deliciosas.
- Manzano granny smith: su fruto es famoso por ser más ácido que otras manzanas. Se recolecta desde finales de septiembre hasta mediados de octubre. Este manzano es una variedad semienana, con una copa ancha en forma de óvalo.
- Redlove: es una variedad en la que la peculiaridad es la manzana. Su carne es de color rosado y no el blanco habitual. Además está deliciosa.
- Manzano reineta: y como para gustos está la variedad no podemos dejar de nombrar esta manzana un poco ácida.

Limonero

Los limoneros son maravillosos para hacerte una limonada fresquita, o para acompañar a otra bebida refrescante. También para realizar ricas recetas de repostería o incluso para trucos de limpieza en el hogar. Se utiliza tanto la pulpa como la piel, incluso se comen sus hojas rebozadas o en forma de buñuelos. ¡Y qué decir de su olor! Este cítrico huele de maravilla, y sus flores, como no podía ser de otra manera, también.

Además hay especies que te pueden dar limones durante prácticamente todo el año. Ven a nuestro vivero de árboles frutales, a 12 minutos de Leioa, y te explicaremos todas las variantes de limonero y la perfecta para ti. Son árboles resistentes, que pueden vivir muchos años si conoces cómo cuidarlos. Lo primero que debes saber es que necesita mucha luz y humedad. Por lo que deberás colocarlo en un sitio soleado y regarlo a menudo. Su temperatura ideal es entre 17 y 28 °C, y no soporta las heladas muy fuertes. Es el motivo por lo que se suele plantar más al sur de la península, en el norte tendrás que tener más cuidado y protegerlo de vientos fuertes y del frío en invierno. Cuando lo podes en primavera debes tener cuidado de no hacerlo en exceso, sobre todo durante los primeros años, solo elimina las ramas secas.

Naranjo

El nombre científico del naranjo es citrus sinensis y su origen es asiático así que prefiere un clima cálido. Su temperatura ideal es entre 10 y 35℃, y mejor que lo protejas del viento y que lo coloques a pleno sol. Hay también variedades de naranjos enanos que podrás plantar en una maceta, y así en invierno podrás moverlo y protegerlo en el interior evitando las heladas que puede no soportar. Pero si no puedes moverlo protege sus raíces con una capa de mantillo. Para el riego que sea en profundidad y que le llegue a las raíces. Necesita humedad, pero no encharcamiento. Y tendrás que abonar más a menudo si lo tienes en maceta.

En cuanto a la poda cada 3 o 4 años es suficiente. Lo interesante es dejar el interior de la copa del árbol despejado para que le llegue la luz solar a todas las ramas. Pero en cuanto detectes un chupón es mejor quitarlo de inmediato. Son ramas que brotan del centro del naranjo y le restan muchos nutrientes de forma innecesaria, porque no son nada productivas. Para detectarlas es sencillo porque son muy rectas y crecen más largas que el resto. Además suelen tener menos hojas y estas están más distanciadas entre ellas.

Mandarino

Los mandarinos son de origen asiático, de China e Indonesia. Son más pequeños que los naranjos y con la copa más redondeada, motivos por los que se utiliza de modo más ornamental que el naranjo. La fruta de aspecto es muy similar a las naranjas, aunque suele ser más pequeña y más ácida. Aunque depende de las especies.

Son unas de las frutas más apreciadas por los niños, por lo que si tienes peques en casa puede ser buena idea plantar este frutal, ya que lo verán crecer y podrán recolectar ellos mismos una de sus frutas favoritas. Comprenderán el ciclo de la vida y que las mandarinas no vienen de los supermercados, que es el árbol el que las crea.

Es el más resistente de los cítricos a enfermedades y plagas, pero el que peor soporta el frío. El ideal para el árbol de la mandarina es entre 23 y 35º, y si estamos entre 13 y 23º crecerá mucho más lento. Llegando incluso a detener su crecimiento si la temperatura baja de los 13º. No es exigente con el suelo, pero mejor si puedes evitar suelos arcillosos, salinos o calizos. Y, como todos los cítricos, es autofértil, es decir simplemente con la ayuda de abejas u otro insecto, puede reproducirse.

Cítricos

Pero si quieres huir de los clásicos pero te apetece algún cítrico, tenemos más propuestas para ti. Perfectos para tu jardín o huerta como son:

- La Mano de Buda (Citrus medica var. sarcodactylis): cuyo fruto es muy utilizado en coctelería por su intenso aroma y su piel comestible.
- Yuzu (Citrus Ichangensis): es un cítrico de origen japonés, de aspecto parecido al limón, pero cuyo sabor se parece más al pomelo y a la mandarina verde. El árbol es pequeño y con espinas.
- Limón caviar (microcitrus australasica): es un arbusto de origen australiano por lo que no aguanta las bajas temperaturas. El pequeño fruto por la parte exterior se asemeja a un pepino y el interior nos sorprende con lo que parecen huevas.
- Lima (Citrus aurantifolia): no crece mucho, por lo que es perfecto si te falta espacio, porque podrás dejarlo en una maceta.
- Limón Meyer (Citrus meyerii): cuya pulpa es sorprendente porque es naranja.

Melocotonero

El árbol melocotonero también es conocido como duraznero, y su nombre científico es Prunus persica. Procede también de China. Es un frutal pequeño que deberás proteger de las heladas y el viento. Colocarlo junto a un muro para evitar el viento es una buena idea. Necesita mucha luz, pero no tanto pleno sol. Para conseguir un mayor tamaño de sus melocotones puedes eliminar parte de ellos cuando sean todavía de pequeño tamaño.

En cuanto al riego, como sucede con todo, depende del clima. Si tu clima es lluvioso no hará falta mucho riego, en cambio si es muy seco el riego tendrá que ser más abundante. Eso sí, es mejor ser constante en el riego y evitar los encharcamientos innecesarios. La poda con este árbol debe realizarse en primavera, ya que en caso contrario podemos provocar heridas por donde acceden los hongos.


Recuerda que para plantar árboles frutales una buena época es el invierno. Hay menos trabajo en el jardín o la huerta, pero además el árbol está en parada vegetativa por lo que sufre menos. Pero también puedes plantarlos en otra época, eso sí, con las raíces más desarrolladas, así que no los compres en cepellón. Si tienes dudas recuerda que puedes venir a nuestro vivero de árboles frutales y te aconsejaremos sobre los cuidados y algún truco que otro. Estamos en Sopela, a 20 minutos de Bilbao.