Todo para cobayas  Hay 15 productos

Ordenar por
por página

A las cobayas también se las conoce como conejillos de Indias, y antes eran utilizadas para la experimentación médica. En la actualidad se utilizan para ese fin a ratas y ratones, y las cobayas han pasado a ser exclusivamente animales de compañía. En Sudamérica se las denomina cuy, por el sonido que producen. De hecho pueden llegar a emitir 5 sonidos diferentes para comunicarse contigo, así que tendrás que aprender a distinguirlos para comprender mejor a tu mascota.

Para comprar comida, para encontrar la jaula perfecta o rebuscar entre los últimos modelos de juguetes, puedes pasarte por nuestra tienda de animales a 25 minutos de Barakaldo. Así como si tienes cualquier duda sobre cobayas estaremos encantados de resolverla.

Jaulas para cobayas

Son roedores muy sociables, motivo por el que prefieren vivir en grupo. Pero si no es posible, porque no dispones de espacio suficiente, deberás colmarla de atenciones, cuidados y mimos para evitar que esté triste y se sienta sola. Como curiosidad decir que cuando se mueven en grupo caminan en fila india y por orden de tamaño (la más grande primero).

La jaula para cobayas debe tener unas medidas mínimas de 120x60x45 por cada individuo, además debe tener una caseta en su interior para que pueda dormir y se sienta protegida. El suelo de la jaula se debe cubrir con lechos o virutas para cobayas, así evitaremos los malos olores. Estos lechos y virutas son libres de polvo y además son biodegradables. Es una manera de tener la jaula limpia gracias a su capacidad de absorción. Pero además las cobayas lo utilizan para hacer su cama, abrigarse e incluso para jugar. Son unos materiales todoterrenos.

En cuanto a dónde colocar la jaula debe estar en un sitio que no oscile demasiado de temperatura, por lo que es más recomendable colocar la jaula en el interior de tu casa que en el exterior. No quiere decir que no puedan vivir en el exterior, pero en ese caso debes aislar bien su jaula, llenarla de heno para que además de comerlo lo pueda utilizar para abrigarse y sacarla ya en verano a la parte exterior. La idea es que se vaya acostumbrando de manera progresiva y que el pelaje se adapte a las nuevas condiciones. Lo que nunca debes hacer es sacarla de repente al frío.

Cuando la jaula está en el interior no debes colocarla junto a radiadores o ventanas. Con las ventanas puede entrar sol directo o provocar corrientes. Recuerda que son animales muy sensibles a las oscilaciones de temperatura, pero sobre todo al frío.

En cuanto a la higiene de la jaula debemos limpiarla un día sí y un día no. Y una vez al mes de una forma más profunda para desinfectarla. Tanto si colocamos la jaula en la parte exterior como en el interior de la casa.

Accesorios para jaulas de cobayas

Las cobayas son diurnas por lo que se amoldan mejor a nuestro estilo de vida que normalmente también es diurno, y así es más sencilla la interacción con ellas. Tampoco os molestaréis mutuamente mientras estáis durmiendo.

Los juguetes para cobayas son importantes, además de para que tu cobaya esté entretenida, para fomentar la actividad y evitar el sedentarismo. Si pasa demasiado tiempo sin hacer ejercicio tendrá problemas de obesidad y de salud. También puedes dejarla suelta por casa o el jardín para que haga ejercicio y explore, pero siempre bajo supervisión, para evitar posibles peligros.

El comedero y el bebedero son piezas fundamentales para el bienestar de tu cobaya. Deberás limpiarlos a diario y asegurarte que tengan agua limpia y comida suficiente para todo el día.

Heno, comida y snacks para cobayas

Son herbívoras. Así que su alimentación va a basarse en frutas y verduras. El heno es su principal alimento, le aporta una fuente de fibra muy necesaria por lo que debe tenerlo siempre a su disposición y que nunca le falte.

Necesita mucha vitamina C y si te decantas por alimentarla con pienso para cobayas deberás complementar su dieta con pimiento rojo a diario. Si está embarazada el aporte de calcio y vitamina C debe ser aún mayor.

Las cobayas, desde pequeñas, tienden a centrarse en un alimento y no comer ninguno más (neofobia alimentaria) Lo cual es terrible para una dieta equilibrada, así que debemos acostumbrarla a varios alimentos para conseguir que coma de todo un poco. Es tan extrema esta característica que hay veces que si le cambias de marca de pienso, o el alimento tiene otra presentación o aspecto, no se lo comerá. No les gustan los cambios, así que mejor ir introduciéndolos de forma progresiva.

No les des de comer judías ya que para ellas son tóxicas, tampoco carne, leche, huevos, chocolate, sal, azúcar, setas, ni patatas. Si tienes dudas de que alimentos pueden ingerir puedes pasarte por nuestras instalaciones, a 12 minutos de Leioa, y preguntarnos.

 Higiene y salud para cobayas

El cepillado del pelo es una parte fundamental de su cuidado cotidiano, sobre todo si tu cobaya tiene el pelo largo como la cobaya coronet o la cobaya peruana o peruviana. Depende de la raza la frecuencia de los cepillados variará.

De vez en cuando, o más a menudo si está muy sucia, es recomendable darle un baño. Os dejamos unos tips para que el baño le resulte agradable:

- No les gusta nada el agua, así que trata que esté tranquila dándole mimos e incluso snacks de premio.
- Métela dentro del agua templada poco a poco, y para aclararla ten preparado otro cubo con agua para evitar abrir el grifo y asustarla con el ruido.
- Por supuesto usaremos un jabón específico para ellas, porque tienen una piel muy sensible.
- En su aseo debemos ser aún más cuidadosos si nuestra cobaya carece de pelo, porque su piel es más delicada y tiene mayor sensibilidad a las temperaturas, por lo que simplemente utilizar un paño húmedo para limpiarla puede resultar suficiente. Como es el caso de la cobaya skinny.
- A la hora de secarla utilizaremos primero una toalla. Puedes utilizar un secador pero a mínima potencia y una temperatura baja. No queremos asustarla ni quemarla, pero si la secamos solo con la toalla el pelo le quedará húmedo y puede resfriarse.
-Evita la cabeza. Mejor limpia sus orejas, ojos y nariz con un trapo húmedo. Hazlo de modo delicado y sin frotar para no hacerle daño.


Para cogerla correctamente usaremos ambas manos y le rodearemos la tripa para sentarla en el regazo. Debes tener cuidado ya que, aunque no lo parezca, sus huesos son frágiles.

Deberás cortarles las uñas si no las desgasta de modo natural, pero debes hacerlo con mucho cuidado y evitar el vaso sanguíneo. Un buen truco para ello es ponerlas al contraluz, por lo que podrás verlo. Pero si no te atreves, o te parece muy complicado, el veterinario puede hacerlo por ti.


Si quieres saber más sobre estos roedores tan simpáticos puedes darte una vuelta por nuestras instalaciones situadas a 25 minutos de Bilbao, donde encontrarás todo para cobayas y donde podemos resolver cualquier duda que te surja. Estamos de lunes a domingo, abiertos 362 días al año.