Plantas para acuarios  Hay 46 productos

Ordenar por
por página

La primera barrera que se suele tener como principiante es pensar que las plantas de acuario son difíciles de mantener. El segundo es que se suelen usar sus nombres científicos y no nombres vulgares por lo que resulta complicado pronunciarlo e incluso recordarlos. Pero en Garden Center, nuestra tienda de acuarios a 10 minutos de Getxo, estamos para ayudarte y resolverte todas las dudas que te puedan surgir. ¡Que nada te frene para tener el acuario plantado que quieras!


Plantas Artificial Acuario

Nosotros apostamos por las plantas naturales ya que mejorará la salud de tu acuario, pero siempre tienes la opción de las plantas artificiales para acuario. Aunque los beneficios de mejorar de calidad del agua y de servir de complemento alimentario dejan de existir, las plantas artificiales también tienen ventajas para tus peces. Les sigue sirviendo como refugio y para tener un poco de intimidad. Y, por qué negarlo, será mejor estéticamente que si lo tienes vacío. Además también puedes optar por otra alternativa que consiste en intercalar plantas artificiales con naturales. Puedes tener plantas naturales de fácil mantenimiento y alguna más especial, que sea de complicado su mantenimiento, que sea artificial.


Las plantas artificiales siguen rigurosos controles para que sea seguro tanto para tus peces como para que no cambie los parámetros del agua. No pierden el color ni se deterioran en las condiciones acuáticas a las que les sometemos. Nuestro consejo es que utilices aquellas que imiten a las plantas reales, para que tus peces no se estresen. Evita las fantasiosas y de colores estridentes.

Plantas Acuario

Las ventajas de tener plantas en tu acuario van desde complementar la dieta de tus peces hasta convertirse en su refugio y escondite cuando quieren dormir o descansar de miradas indiscretas. Además aportan oxígeno y retiran fosfatos y nitratos del agua. Otra ventaja es que al competir con las algas por los nutrientes suelen ayudarnos a vencer la batalla a las tan temidas algas.


Algunos consejos a la hora de elegir plantas en tu acuario:


1. Elige especies distintas, ya que no crecerán todas del mismo modo en tu acuario, así tus posibilidades de éxito aumentan.
2. Escoge alguna de crecimiento rápido, porque además de lo obvio, su velocidad, la gran ventaja es que absorben del agua nutrientes potenciadores de las algas.
3. Escoge plantas más altas para la parte trasera del acuario, y para la parte de delante plantas de menor altura. Infórmate de cuánto crecerán de altura y anchura para saber si encajan en tu acuario. En nuestra tienda de acuarios, a 25 minutos de Bilbao, podemos ayudarte. Recuerda que las plantas de la parte delantera son las que más se ven, por lo que serán las protagonistas indiscutibles, así que elige la que más te guste. Las tapizantes, que cubrirán el sustrato, pueden ser una buena elección.
4. Para el proceso de ciclado podemos añadir plantas de crecimiento rápido. Oxigenaran el agua y consumirán el nitrato. Además son plantas de fácil mantenimiento. Por ejemplo: Ceratophyllum Demersum (conocida como Cola de zorro)
5. Depende de los peces que tengas tu elección de plantas puede cambiar. Hay algunos que se las comen, y a otros (como los cíclidos africanos) les gusta excavar por lo que tus plantas peligrarán. Pero hay plantas lo suficientemente fuertes para resistir como el Microsorium Pteropus (Helecho de Java)
6. Las plantas de color verde oscuro suelen ser de crecimiento más lento que las de verde claro, cuanto más rápido crezca más nutrientes consumirá por lo que nuestro acuario mejorará.

Tipos de plantas para acuario y estanque

Plantas tapizantes: el nombre ya da pistas. Son aquellas plantas que cubren el suelo de nuestro acuario.


Rizoma: son las plantas con un tallo con varias yemas, que crece de forma horizontal con raíces y brotes. Por este motivo las plantas crecerán de modo horizontal.


Roseta: en este caso se extienden de forma circular, no tienen tallo y todas sus hojas salen de un mismo punto. Las hojas más nuevas son las centrales y las más viejas son las exteriores.


Plantas de Bulbo: para plantarlo debemos enterrar la mitad del bulbo en el sustrato. Muy resistentes y de fácil crecimiento. Además de para acuario sirven como plantas para estanque. Se parecen a las de roseta en la forma en la que nacen las hojas, pero en este caso el bulbo es el que almacena los nutrientes.


Plantas de tallo: suelen utilizarse en la zona media y trasera del acuario dado su tamaño. El tallo no sostiene a la planta, ya que al estar en el agua no le es necesario. Su función se limita a circular la savia y sostener las hojas y sus flores.


Plantas flotantes: son muy utilizadas en los estanques. Se denominan así a las plantas que sus hojas están en la superficie. Pero sus raíces pueden estar también colgando en la superficie o bien ancladas al fondo.


Plantas palustres: son las plantas perfectas para estanque, son las que se colocan justo al borde de este ya que necesitan estar en tierra y sus raíces suelen estar en el agua. Además de aportar naturalidad y belleza a nuestro estanque sus raíces purificarán el agua y atraerán a animalitos que las usarán como refugio como libélulas o mariposas. El mantenimiento es sencillo, necesitan luz y agua. Si sus raíces no están dentro del agua debes asegurarte que la tierra está siempre húmeda.


Musgos: Aportan naturalidad a tu acuario. Su principal característica es que no tienen raíces, pero se pueden sujetar sobre rocas o troncos. Su estructura enmarañada la forman tallos finos de distintas longitudes. No necesita cuidados específicos, pero sí que el agua del acuario esté limpia. Agradece la luz, pero puede vivir en un entorno con poca luz.


Algunas de las grandes familias de plantas de acuario


Plantas Anubias: son una familia de plantas para acuario de muy fácil mantenimiento, ya que debido a su lento crecimiento no es necesario estar pendiente de podarlas a menudo. Además son resistentes a los cambios de parámetros del agua, a las enfermedades e incluso a los peces. Prefieren una iluminación tenue y no es necesario un abono específico.


Plantas Bucephalandras: lo más llamativo de estas plantas son sus colores. Los tallos suelen ser rosa o rojo, y sus hojas en muchos colores, dependiendo de la especie: verdes, rojizas, azuladas... Otro distintivo son los puntos brillantes en sus hojas. Sus raíces tienen la capacidad de adherirse a las superficies más duras.


Plantas Rotala. Son de hojas pequeñas y de diferentes colores: naranja, rosa, amarilla, violeta… y, claro, también verde. Son frondosas y de fácil mantenimiento.


Helechos acuáticos: dos géneros principales, Microsorum y Bolbitis, se utilizan para los acuarios. En la naturaleza normalmente viven fuera del agua, en ambientes muy húmedos y sombríos. Pero pueden vivir en un acuario en perfecto estado. Son unas plantas muy resistentes y sus hojas son duras, por lo que los peces no suelen comerlas.

Plantas fáciles de cuidar

Muchas veces te hablarán de plantas sencillas, haciendo referencia a aquellas que no requieren demasiados cuidados. Pero ¿qué implica exactamente? Son aquellas plantas que básicamente se alimentan de los desperdicios de los peces, es decir de los nitratos y fosfatos. Con un poco de abono genérico será suficiente como complemento a su dieta. Tampoco son plantas exigentes con la iluminación, ni necesitan aportes extras de CO2.


Algunos ejemplos de estas plantas:


Anubias barteri: la característica principal de esta planta es que nunca hay que enterrar las raíces. Sí, es instintivo enterrar las raíces, pero en este caso hay que fijarla con una cuerda en algún elemento del acuario como un tronco o una piedra. Es una planta robusta, de hojas grandes y redondeadas. No necesita demasiada luz y tampoco es imprescindible utilizar abono.


Echinodorus Amazonicus (Espada amazónica): es una planta muy popular. Sus hojas son con forma de espada de color verde oscuro, esta forma se acentúa con la iluminación adecuada, sus hojas serán además más pequeñas. Puede llegar a medir 30 cm por lo que debemos considerarlo según el tamaño de nuestro acuario.


Hygrophila corymbosa: es de la familia de las acantáceas. En este caso prefiere abono, buena iluminación y si la complementas con CO2 lo agradecerá pero no es imprescindible. Como peculiaridad contar que si se deja crecer fuera del agua crecerá una flor, pero perderá sus hojas.


Microsorum pteropus (Helecho de Jaba): Podemos encontrarlos con diferentes formas sus hojas: estrechas, hojas de aguja, hojas de lanza e incluso con forma de tridente. Con una sola planta además puedes tener plantas para años, para tener otra solo debes dividir el rizoma.


Plantas que requieren cuidados moderados

La dificultad va in crescendo, es recomendable tener experiencia previa, pero son plantas accesibles para casi todo el mundo. Así que si te encaprichas de la belleza de alguna solo ten en cuenta que necesitará más mantenimientos y cuidados, pero seguro que te compensa. Y ya sabes que ante dudas puedes recurrir a nosotros, estamos a unos 10 minutos de Getxo.


Alternanthera reineckii: planta de un característico color, desde el rosado al violáceo. Es una planta frágil por lo que no debe hacerse muy frondosa. Sus tallos crecen perpendicularmente y de modo rápido. Si alcanza la superficie desarrolla hojas en el exterior y se deshace de las que están dentro del agua, por lo que se debe estar atento y podar antes de que alcance la superficie.


Hydrocotyle tripartita: tiene una peculiar forma su hoja, como bien indica su nombre: tripartita. Es una planta tapizante y deberemos estar atentos a su poda para que no se descontrole.


Pogostemon erectus: se asemeja a un pino en su aspecto y crece de modo muy vertical. Mediante esquejes puedes conseguir tener más plantas en tu acuario. Sus flores son violetas y con espigas decorativas.


Vesicularia ferriei o Musgo llorón: su nombre coloquial hace referencia al parecido a la copa del sauce llorón, y también crece hacia abajo una vez que se aclimate al agua de su nuevo hogar. Les suele atacar algunas algas, así que tenemos que tener cuidado con los parámetros del agua y la iluminación.


Plantas para acuario de difícil mantenimiento

Pero si eres ya un experto y te gustan los retos aquí va nuestra selección de plantas exigentes:


Hemianthus callitrichoides conocida también como Cuba: muy apreciada por ser una tapizante frondosa y de hojas muy pequeñas. Hay que realizar podas periódicas, para que no haya partes pegadas al sustrato a las que no les llegue la luz y termine muriendo.


Pogostemon stellata o Eusteralis stellata: Necesita mucha luz y CO2 para crecer bien. Incluso en buenas condiciones hay veces que detiene su crecimiento. Las puntas de sus hojas suelen tener un característico color rojizo. Pero según los parámetros del agua cambiará de color. Con altos niveles de nitrato y fosfato serán totalmente verdes sus hojas. Con niveles más bajos será moradas o naranjas. La deficiencia de hierro hará que se vuelvan amarillas o blanquecinas.


Rotala macrandra: es una planta muy vistosa de un intenso color rojo. Se tiene que podar periódicamente y debe estar en un acuario con los parámetros perfectos y equilibrados. Es indispensable el CO2.


Utricularia graminifolia: es de crecimiento lento, por lo que el CO2 te ayudará. Es exigente con la iluminación y los nutrientes. La complicación es el primer mes, ya que le cuesta adaptarse y puede ser el objetivo de las algas en ese momento vulnerable.

Fertilizantes

Aunque parte de los nutrientes para nuestras plantas estén ya presentes en el acuario (por los excrementos de los peces) también necesitan un complemento. Porque no estarán presentes todas las sustancias que necesitan, como el sulfato de potasio por ejemplo.


Las plantas de acuario necesitan nutrientes y minerales. Pero también luz para poder absorber el abono correctamente y para que no proliferen las algas, ya que no necesitan tanta luz. Podemos dividir los nutrientes en dos grandes grupos:


- Macronutrientes: Nitrato, fósforo, potasio, azufre, magnesio y calcio. Son los más necesarios para las plantas y además en mayor cantidad.
- Micronutrientes: Hierro, cobre, zinc, manganeso y boro. Los necesitan en menor medida.

Y podemos utilizarlos en tres formatos distintos. Aunque debes seguir siempre las indicaciones del fabricante para dar a nuestras plantas naturales la dosis adecuada:


1. El sustrato: Además de ayudar a las plantas de acuario a echar raíces les aportará nutrientes.
2. Abono líquido: su uso deberá ser continuado.
3. Abono sólido: se disuelve lentamente en las raíces de las plantas, pero no te servirá en el caso de tener plantas flotantes.


Las plantas necesitan CO2 para vivir, y transformarlo en oxígeno. Suele resultar insuficiente el que producen los peces si nuestro acuario es grande o tenemos muchas plantas. Por lo que debemos aportar una mayor cantidad de un modo externo. Para eso existen dos formas de añadirlo:


1. El método natural con levadura y suplementos. Para acuarios pequeños y medianos.
2. Los reactores de difusión de CO2, para que lo difunda de modo constante y automático. Perfecto para acuarios grandes y con muchas plantas.

En nuestra tienda de acuarios de Sopela, a 25 minutos de Bilbao, podemos ayudarte si necesitas alguna recomendación, si tienes dudas o simplemente quieres dar un vistazo a las plantas que tenemos en la tienda para hacerte una idea de cómo quedarán en tu acuario.