Camas y Colchones  Hay 18 productos

Ordenar por
por página

Que los gatos son muy dormilones es un hecho (un gato adulto duerme hasta 16 horas). Que duermen en los sitios más inverosímiles es otro hecho. Si no te lo crees navega por cualquiera de las redes sociales y encontrarás millones de videos corroborando nuestra premisa.

Por eso, si es tan importante en su día a día, una buena manera de mejorar su bienestar y demostrarle cuánto le queremos es proporcionarle un buen lugar para reposar. Seguro que no solo duerme ahí, lo sabemos, pero mejorará la calidad de una de sus zonas de descanso. En Garden Center Sopela, a 20 minutos de Barakaldo, podrás encontrar distintos tipos de camas, cunas y colchones pensados para ellos. Pero comencemos hablando un poco más sobre sus hábitos de sueño.

Hábitos para dormir de los gatos

Son animales nocturnos, así que es muy posible que interrumpa tu sueño y haga difícil tu descanso. Por suerte no solo duerme durante el día, también duerme por la noche. Todas estas horas (recordemos: 16) no las duermen seguidas, las reparten a lo largo del día en muchas siestas. Además la mayoría son de sueño ligero y se despierta fácilmente. Digamos que aún está alerta. Por supuesto hay momentos en que llega a la fase de sueño profundo, que dura unas 4 horas en total.

De cachorritos aún duermen más ¡hasta 20 horas! Pero a partir de la quinta semana esto se invierte y comienzan a dormir menos horas y llega una época llena de actividad, aprendizaje y aventuras. Y de trastadas, claro. Cuando son adultos vuelven a aumentar el número de horas que se pasa durmiendo. Y cuando tenemos ya un gato anciano su actividad física se reduce, se volverá más apacible y dormirá otra vez tanto como cuando era cachorro.

Puedes conseguir que se adapte a tus horarios y duerma también de noche contigo.
Pero una decisión a la que deberás enfrentarte es si quieres que duerma contigo en la cama o no. Esta es una elección personal. Aunque no duerma contigo es una buena idea que dejes la puerta entreabierta, porque así siente que estás con él y no has puesto barreras. Si has decidido que puede dormir contigo debes ser coherente y no cambiar de opinión, ya que tu gatito no lo comprenderá si hay veces que puede y otras no. Y claro, maullará de forma insistente ante tu puerta cerrada.

Tampoco debes encerrarlo para dormir, no le gustará nada. Y le generará estrés y ansiedad. Lo que repercutirá en vuestra relación y en la confianza que ha depositado en ti. A pesar de lo que tú desees ten en cuenta que es un ser vivo y con gustos y decisiones propias, así que también es posible que no le guste dormir en tu cama y prefiere dormir a su aire.

Cuando buscan un sitio para dormir quieren que sea confortable y sentirse seguros. Les suelen gustar los sitios elevados, y es el motivo que te los encuentres incluso durmiendo en estanterías. Esto se debe a su instinto de huir de los depredadores quedando fuera de su alcance y tener más control ante una amenaza.

Cómo escoger una cama, una cuna o una cueva para gatos

Lo primero de todo es ser consciente del tamaño de tu gato, así que coge un metro y averigua cuánto mide (aprovecha cuando está dormido) así no le quedará pequeña o grande su cama para gatos. Debe tener espacio para poder dar la vuelta mientras se recoloca y también para estirarse. Pero que no le quede grande, porque no tendrá la sensación de seguridad que necesita para dormir.

Observa a tu gato y sus hábitos a la hora de dormir. Si suele dormir estirado mejor una cama para gatos, si busca refugio escondiéndose lo mejor sería una cueva para gatos o un iglú para gatos donde se sentirá agusto y protegido. La mejor opción si le gusta dormir acurrucado son las conocidas como cunas para gatos, estas tienen un reborde elevado y mullido que hace que se sientan más seguros. Hay veces que duermen directamente estirados en los suelos de baldosas, eso es porque están buscando el fresquito en verano. Y si tu gato duerme panza arriba es que se siente completamente a salvo y tiene total confianza en ti. Es una gran señal en vuestra relación. Si te estás preguntando el motivo es porque deja al descubierto sus partes más vulnerables y sensibles, pero sabe que no le va a pasar nada malo ni le vas a hacer ningún daño.

Ten en cuenta la temperatura. Es decir, en invierno seguro que le encanta una calentita cama de borreguito, pero en verano no se acercará a ella. Es lógico, así que escoge bien el tejido según tu clima y lo friolero o caluroso que sea tu gato. Aunque todos estos tejidos tienen en común que son fáciles de lavar. Casi todos podrás meterlos en la lavadora, y lo que no los podrás limpiar con un paño. Preguntanos en nuestra tienda de gatos por los modelos más sencillos de mantenimiento. Estamos en Sopela, a 10 minutos de Getxo. Recuerda que los gatos son animales muy limpios así que mantén su cama limpia para que le guste estar ahí. Pero no uses detergentes con demasiado olor, porque son muy sensibles a los aromas y puede no gustarle.

En cuanto al diseño y los colores te sorprenderá la gran variedad que existe actualmente. Además de una cama cómoda para tu gato conseguirás una que combine con tu estilo decorativo. Lo importante es que estéis todos cómodos en vuestro hogar. En nuestra tienda encontrarás marcas como Yagu, que es una marca española preocupada tanto por la comodidad como por la estética. Sus tejidos son diseños propios de gran calidad. También dispones de nuestra marca propia Froggy con diseños prácticos y bonitos.

Si te preguntas dónde colocar su cama si la puedes poner en alto mucho mejor. Como ya hemos comentado les da seguridad. Así que coloca su cama sobre una silla, un estante, o compra algún soporte. Eso sí, elijas la opción que elijas, que sea segura y que no se tambalee. Puedes colocar la cama en un rincón que ya suela escoger para dormir, en un lugar fijo y mejor si está fuera de posibles corrientes. El sitio elegido debe ser tranquilo y fuera de las zonas de paso, para que pueda dormir plácidamente sin interrupciones continuas. Evita el sol directo y la humedad.


Hay gatos que les cuesta acostumbrarse a una cama nueva y ten claro que dormirá en diferentes sitios, no solo en su cama. Teniendo en cuenta que son 16 horas al día, es normal que se canse del mismo sitio todo el rato, aunque sea comodísimo. Como refuerzo positivo puedes dejarle chuches en su cama, como el mejor hotel de lujo. O dejarle alguna prenda con tu olor para reforzar vuestros lazos y que se sienta seguro. Al fin y al cabo eres parte de su manada. También cada vez que veas que se va a su cama dile cosas bonitas o dale mimos. Así la asociará con momentos placenteros. Otro truco es cansarlo antes de ir a dormir y llevarlo hasta su cama. Así él tendrá sueño y dormiréis a la vez sin que te interrumpa a mitad de noche para que juegues con él. Y tampoco le des una copiosa cena, que le activará más en vez de darle sueño.

Y si no tienes claro qué escoger puedes venir a preguntarnos, estamos a 20 minutos de Bilbao. Nuestros expertos en gatos te ayudarán a escoger la cama para gatos más adecuada según su tamaño, sus gustos para dormir y su carácter.