Todo para Hamsters  Hay 16 productos

Ordenar por
por página

Puedes tener un hámster ruso, o un diminuto hámster roborowskii. O puedes peinar a diario el pelo largo del hámster angora. También tener un hámster dorado que es un hámster común. Sea como sea tu hámster, y tenga las necesidades que tenga, en Garden Center Sopela tenemos todo lo que puede necesitar tu pequeño roedor. El hámster como mascota es una gran compañía y por eso te ayudaremos para que esté lo mejor cuidado y feliz. Nuestra tienda de hámsteres está a solo 10 minutos de Getxo.

Jaulas y transportines hámster

Los hámsteres son activos así que necesitan que su jaula sea espaciosa. Mejor que tenga dos pisos (o más) y así podrás colocar túneles y estructuras en ella. Las medidas mínimas son 60 cm de largo x 50 de ancho x 50 de fondo.


La excepción es el hámster roborowskii que es muy rápido y un poco escapista. Pueden atravesar los barrotes por su pequeño tamaño, así que asegúrate de que la jaula tenga la separación entre barrotes muy estrecha.


Su jaula, o terrario, debe estar en una zona tranquila, lejos del sol directo y con una temperatura alrededor de los 20ºC sin corrientes de aire. Debemos limpiarla cada cuatro días para evitar la acumulación de excrementos y propiciar un entorno higiénico al animal.


Como tienes que colocarle un lecho de virutas, de cáñamo o de pellets lo ideal es que la parte de abajo de tu jaula tenga un borde alto, para evitar que se esparza el lecho por toda tu casa. Ya que al excavar y realizar túneles de otro modo será imposible evitar que manche todo a su alrededor.

Y si tienes que trasladarlo, como una visita al veterinario o una mudanza, puedes comprar transportines adaptados a su tamaño, para que puedas desplazarte con él de un modo seguro.

Accesorios para hámsteres

Los imprescindibles son los comederos y bebederos, que deberás limpiar a diario y rellenarlos de nuevo para que no les falte la comida y el agua mientras tú duermes y él está despierto. Es preferible que estos sean de cristal o cerámica en vez de plástico.


Pero igual de imprescindible es que esté entretenido y que pueda realizar ejercicio. Los hámsteres son nocturnos y les encanta estar en movimiento. Así que una rueda de ejercicio sin aberturas y silenciosa para no despertarnos es una buena idea. También colocar túneles para que investigue y se ejercite, por ese motivo os hemos recomendado la compra de una jaula de dos pisos. Son animales muy activos, pero es que además tienden a la obesidad. Así que mejor tenerlos entretenidos y haciendo ejercicio para evitarles problemas de salud.


Túneles, pasarelas, ruedas y otros juguetes cumplirán este objetivo. Cuanta más variedad mejor. Les gusta excavar, trepar, esconderse… Es muy divertido observarles. Pero debemos tener cuidado con nuestra selección ya que las clásicas ruedas para hámster no deben ser demasiado pequeñas porque puede tener problemas en la espalda por correr demasiado doblado, en una postura incorrecta. Tampoco debe tener rendijas porque se le pueden enganchar las patas o el pelo en el caso del hámster angora.


Pero aunque tu hámster se lo pase genial dentro de la jaula es recomendable el sacarlo de ella y que pueda correr fuera. Eso sí, acota los espacios peligrosos o escondites complicados como cables apetecibles para roer o sofás que no llegan hasta el suelo.


Comida y snacks para hámster

Su alimentación es omnívora así que además de fruta y verduras frescas debemos darle un aporte de proteínas. La comida para hámster preparada se puede utilizar como base, de forma diaria, pero debes complementarla con alimentos frescos. Generalmente estos menús están compuestos de cereales y semillas y frutos deshidratados.


Hay hámsteres que necesitan un cuidado especial como el hámster Roborowskii porque por su tamaño debemos tener especial cuidado con las semillas que le demos y que sean de un tamaño acorde, por lo que no te servirán todos los preparados para hámsteres. Pueden comer: avena pelada, mijo, pipa de girasol, alpiste, lino, cebada…


En cuanto a la fruta y la verdura fresca deberemos ofrecérsela de dos a tres veces por semana. Manzana, pera, melocotón, fresas, kiwi, zanahoria… También brotes tiernos y verduras.


El heno es un alimento que les chifla, pero que además le aporta la fibra necesaria y hace que huela bien su jaula, lo que es una ventaja para ti. Lo puedes mezclar con el resto de alimentos de su dieta. Favorecerá su digestión y estimulará su metabolismo.
Con paciencia y con pequeños snacks puede que tu hámster se acostumbre al contacto contigo, y termine incluso comiendo de tu mano. Pero no debes forzarle a no ser que quieras llevarte un mordisco.

Lecho y virutas para hámsteres

Pero tampoco debemos olvidarnos de su descanso. Necesita un refugio donde dormir y alejarse de miradas, ruidos y de la luz. Puedes comprar una caseta o puedes dejarle distintos materiales para que se lo construya él mismo: paja o tiras de papel (pero no de periódico, porque si lame la tinta puede ponerse enfermo) Para que tenga nuestra mascota una suave cama el algodón para hámster es perfecto. Lo protege de las corrientes de aire y los resfriados dándole un agradable calor. Pero no es recomendable para crías de menos de 4 semanas.


Debemos además colocarles una gran capa de lecho en su jaula (o terrario). Necesita profundidad para que pueda excavar y construir sus pasadizos. Puedes utilizar un lecho vegetal de papel para roedores, que es muy absorbente y neutraliza los olores. Sin químicos y además biodegradable. Puedes hacer tu propia mezcla con paja, cáñamo, granulado de mazorcas de maíz… en nuestra tienda de roedores, a 25 minutos de Bilbao, encontrarás una gran variedad de materiales para realizar el lecho perfecto para tu hámster.

Higiene y salud para hámster

Uno de los aspectos a cuidar de la salud de nuestro hámster es su salud dental. Ya que sus dientes siguen creciendo y debemos cuidar que no crezcan en exceso. Necesita usarlos y roer con seguridad tanto su comida como sus juguetes.


Los hámsteres son muy limpios, e igual que los gatos, se lamerán para mantenerse aseados. No es necesario bañarlos ya que se resfrían además fácilmente. Pero sí prepararle un baño de arena para que se revuelque y así mantener impolutas las uñas y la piel. Para este propósito resulta perfecta la arena de chinchilla en un cuenco de unos 20cm, mejor si es un poco pesado para que no se vuelque.


Pero aunque tu hámster sea muy limpio necesitará que le limpies con regularidad su jaula y que le cambies el lecho. Por supuesto una limpieza general y profunda de la jaula, unas tres veces al mes, es indispensable. Limpia todos los juguetes, los túneles, su caseta, los barrotes… déjalo todo libre de suciedad. Pero no utilices productos químicos para limpiar o desinfectar. Aprovecha y que tu mascota disfrute corriendo fuera de su jaula por el área que hayas acotado en casa para eso.

Por supuesto si tienes dudas sobre cualquier cuestión sobre los cuidados de tu hámster no dudes en contactar con nosotros para que te ayudemos. Nuestra tienda de hámsteres está a 12 minutos de Leioa y estaremos encantados de atenderte en persona. Además siempre puedes venir a ver todos los accesorios para hámster antes de comprar o ver los precios de las jaulas de hámster antes de decidirte.