Medicamentos y Vitaminas peces  Hay 6 productos

Ordenar por

En un espacio pequeño cuando alguna enfermedad contagiosa llega debemos tratarla inmediatamente, ya que corre peligro todo nuestro acuario. Pero no queremos ser catastrofistas. Lo normal es que lo que más necesiten tus peces son vitaminas para complementar su dieta o ayudarles a superar épocas de más estrés, como cambios de acuarios. En Garden Center, nuestra tienda de acuarios a 10 minutos de Getxo, podrás encontrar todo tipo de medicamentos para peces y vitaminas. Para que tu acuario goce de una buena salud.


Acuario en cuarentena

Una buena práctica es disponer de un acuario para utilizarlo a modo de hospital para realizar cuarentenas. Para este propósito puedes utilizar un acuario más pequeño, o un acuario antiguo del que dispongas. Eso sí, este acuario debe tener todos los elementos básicos para una buena salud de tus peces. Estos acuarios nos sirven principalmente en dos casos:


1. Tenemos algún pez enfermo y es la manera de tener mayor control para su tratamiento y además evitar que se propague por todo el acuario.
2. Tras comprar peces nuevos para introducirlos en su nuevo hogar. Esto es así para que se aclimaten a las nuevas características de tu acuario. Pero también como medida preventiva, por si están incubando a alguna enfermedad y así evitamos un contagio masivo. Con dos semanas será suficiente.


Podemos colocar en nuestro acuario de cuarentena algún accesorio del acuario principal, para que nuestra colonia de bacterias se transfiera. Puedes aprovechar cuando vayas a cambiar el agua al acuario y trasvasar la mitad del agua al que estas preparando para la cuarentena. Por supuesto deberás vigilar los parámetros y comprobar con test que el agua es apta para los peces.


Medicamentos para peces

Unos parámetros del agua inadecuados favorecen la aparición de enfermedades bacterianas. Por eso debes revisar periódicamente el pH y los niveles de dureza de carbonatos, de amonio y de nitrito. Pero no te preocupes. Actualmente hay muchos tratamientos si tus peces enferman. Pero debes recordar actuar con rapidez para que no sea demasiado tarde. Y aunque se curen debemos encontrar la causa, para evitar que vuelva a ocurrir. Tal vez tu pez necesitará vitaminas para poder recuperarse completamente y fortalecerse. Ante cualquier duda acude a tu veterinario, es el profesional mejor preparado para ello.

Un buen momento para observarles es cuando les das de comer. Si estas acostumbrado a observarlos seguro que el mínimo cambio llama tu atención. Algunas de las señales de alerta en la que debes fijarte por si alguno de tus peces tiene un problema de salud:

- Falta de apetito.
- Extrema delgadez (caquexia)
- Cambios en sus hábitos o costumbres. Es decir, un cambio de comportamiento.
- Apatía.
- Respiración alterada.
- Cambio en el ritmo de natación. Tanto por exceso como por defecto.
- Cambios en el color (especialmente oscurecimiento) y en la textura de la piel.

Es muy importante tener en cuenta que el estrés deprime el sistema inmunológico, por lo que debemos evitar que nuestros peces lo sufran y será el mejor remedio preventivo que existe. Así que si evitamos el estrés podemos evitar muchas enfermedades en los peces. Debemos cuidar especialmente estos factores:

- Los compañeros de acuario. Por exceso de ellos o por especies incompatibles.
- Los parámetros del agua del acuario.
- La iluminación. Puede ser excesiva, o no estar encendida el suficiente tiempo.
- El tamaño del acuario.
- La alimentación. El tipo, la frecuencia y la cantidad.
- Grandes oscilaciones en la temperatura.

Algunas de las enfermedades de peces más comunes

Podemos clasificarlas en 4 grandes grupos según quien es el causante: bacterias, hongos, parásitos y virus. Para tratar correctamente a un pez enfermo es fundamental observar los síntomas para poder identificar la enfermedad.


Enfermedades causadas por bacterias

Les suelen caracterizar que se les hincha el cuerpo, producen cambios de color, alguna herida abierta, inactividad, natación errática, respiración dificultosa y ojos saltones. Pero son síntomas generales y depende mucho de cada enfermedad específica.

Columnariosis: afecta a peces de acuario marinos y de agua dulce, de agua fría y agua caliente, y es muy frecuente. El origen es bacteriano y provoca un hongo en la boca (pero también puede afectar a la cabeza y a los labios) Se pudre y termina el pez muriendo. El tiempo de incubación son unos 5 u 8 días. Debemos actuar con rapidez en cuanto la hayamos detectado. La transmisión es por contacto, y es altamente contagiosa así que deberás tratar a todo el acuario. Tiene además una mortalidad muy elevada

Síntomas: Notarás que su comportamiento cambia y realiza movimientos en zigzag. Además el pez o boqueará en la superficie o se quedará quieto en el fondo.


Causas posibles:

- Presencia de materia orgánica en descomposición.
- Aireación insuficiente.
- Pocos cambios de agua.
- Demasiados peces en el acuario.
- No pasar la cuarentena de peces recién comprados.
- Acumulación de nitratos.


Podredumbre de las aletas: el mayor problema es que esta enfermedad se detecta cuando ya está muy avanzada y suele ser ya tarde para tratarla. Las bacterias causantes son Aeromonas, Pseudomonas y Mixobacterias. Si nada más detectar los primeros síntomas se aplica un antibacteriano de amplio espectro y mejoramos la calidad del agua del acuario, tendremos mucho ganado. Los carassius suelen ser propensos a sufrir esta enfermedad.


Síntomas: inflamación que podemos detectar por venas rojas visibles en las aletas. También se pueden observar desgaste en los bordes de las aletas, incluso cortes. Se asemeja la herida a la producida en una pelea. Dichos cortes, de no ser tratados, pueden llegar a desgarrar la aleta. Si dejamos que la enfermedad avance, además de destruir la aleta, terminará afectando a los órganos internos, en el estadio final se desprenden las hojas branquiales y acaba con la vida del pez. Es común una vez infectado sufra más infecciones, como la enfermedad del algodón (mycosis)


Causas posibles: una de las más habituales es la mala calidad del agua. Esta enfermedad la producen bacterias que normalmente están en los acuarios pero que no los atacan, por lo que el pez ha tenido que tener una bajada de defensas, normalmente causada por algún tipo de estrés o por mala alimentación.


Enfermedades causadas por hongos


Hay peces que son propensos como el poecilidos y los anabántidos. Los hongos suelen ser oportunistas y estar asociados a otra enfermedad. Los peces mayores son más propensos, por lo que debes tener más cuidado con ellos.


Producen una natación errática, y que se frote por las superficies del acuario. Falta de apetito y apatía pueden ser otros de sus síntomas. Los hongos atacan cuando el pez está debilitado o sufre alguna herida. Al dejar de servir de barrera la piel es fácil para los hongos entrar y causar daños más graves. Les puede afectar a la piel, los ojos, las aletas o las branquias.

Enfermedades causadas por parásitos

Los peces se vuelven más inactivos y pierden el apetito. Además se vuelven más asustadizos, y se pueden restregar por diversos elementos del acuario (desde la decoración, las paredes o la grava) Otros síntomas mucho más visibles son la mucosidad, manchas o directamente gusanos.


Punto blanco: en este caso es un protozoo el responsable: Ichthyophthirius multifiliis.


Síntomas: Es de fácil detección por los quistes que forma de hasta un milímetro de diámetro. El pez tendrá una respiración acelerada, estará más nervioso y tratará de rascarse por todo el acuario, ya que tendrá picores. Sus aletas pueden estar agarrotadas y/o encogidas. Por si fuera poco se le suelen asociar con infecciones bacterianas.


Tratamiento: si nuestros peces soportan las altas temperaturas podemos elevar el acuario a los 30ºC. El parásito enquistado acelera el metabolismo y se soltará de los peces. Es necesario medicar el acuario si queremos erradicar la enfermedad, existen productos químicos de marcas comerciales que funcionan muy bien.


Pero con cuidado ya que hay peces que no lo soportan como el Locha Payaso ni invertebrados como gambas y caracoles. Además solo es efectivo en fases reproductivas en las que el parásito no está incrustado en nuestro pez.

Enfermedades causadas por virus

Son las más difíciles de tratar. La mortalidad además es elevada así que reiteramos la importancia de mantener nuestro acuario en las mejores condiciones y evitarles el mayor estrés posible.


Un virus que podemos encontrarnos es la viruela de la carpa (ciprínido herpesvirus 1 o CyHV-1) y que ataca habitualmente a los koi. Es un virus del herpes con unos característicos bultos con aspecto ceroso, normalmente de color blanco. Es más frecuente en los meses más fríos y es una enfermedad que padecen los peces de estanque. Por suerte este virus es generalmente benigno, por lo que los portadores solo sufrirán la enfermedad algunos meses al año, y mejorará durante los meses calurosos.

Cuando utilizar vitaminas para peces

Son un complemento alimentario para tener a nuestros peces fortalecidos y sin falta de nutrientes. El alimento en escamas y el granulado pierde gran parte de sus vitaminas a los tres meses de abrir el bote. Y la comida congelada tampoco contiene demasiadas vitaminas. Por eso es recomendable añadir vitaminas a su alimentación para evitar posibles carencias y favorecer su sistema inmune. Incluso mejorará su vitalidad. Además hay periodos en la vida del pez que debemos aumentar su uso como la cría o cuando son alevines.


Algunas se pueden utilizar de forma regular una vez a la semana, pero recuerda seguir las pautas marcadas por el fabricante. Porque si nos pasamos de dosis dejaremos de tener los beneficios que nos aportan y puede resultar incluso perjudicial. También seguir los consejos de conservación, porque hay vitaminas para peces que son sensibles a la luz, incluso nos recomienda el fabricante dispensarlas cuando la luz del acuario ya esté apagada, con el UV apagado y sin carbón activo.

Como te imaginas hay muchas más enfermedades, solo hemos hablado de algunas de ella para que te hagas una idea de los posibles síntomas y cómo debes estar atento al comportamiento y el aspecto de tus peces. Además aprovechamos para recordaros que la prevención es fundamental. Con una buena alimentación, una buena calidad del agua y unos compañeros de acuario apropiados nos evitaremos muchas enfermedades y disgustos. En Garden Center, a 25 minutos de Bilbao, está nuestra tienda de acuarios donde encontrarás todo lo necesario para tus peces. Pero recuerda que para tratar enfermedades graves correctamente deberás consultar a un veterinario, y él te propondrá el mejor tratamiento. Para enfermedades comunes podemos asesorarte. Tráenos una foto y te diremos cuál es la causa más común para sus síntomas.