Juguetes y Ropa  Hay 14 productos

Ordenar por
por página

Una vez cubiertas las necesidades más básicas de tu perro (la alimentación, el paseo y el descanso) hemos de cubrir otras secundarias que, aunque menos prioritarias, son igual de importantes. El juego es fundamental para que el vínculo con tu perro se refuerce y esté sano mentalmente. Y la ropa para protegerlo del frío en invierno. Todo en su conjunto hace que tu perro esté sano y feliz.

A través del juego lo estimulamos mentalmente y puede cubrir sus instintos como morder y cazar. Además conseguiremos que no muerda tus muebles y tus zapatos. En nuestra tienda de animales, a 10 minutos de Getxo, puedes encontrar juguetes para todos los perros. Cada uno con un modo de jugar y una función distinta. Comenzamos hablando de los distintos tipos de juguetes.

Juguetes para perros

El juego es fundamental para un sano comportamiento animal. Sirve para hacer ejercicio, para que esté entretenido, puede dar rienda suelta a sus instintos y además sirve para pasar un buen rato contigo. Pero es que además al salivar con sus juguetes tendrá los dientes más sanos. Y estimulamos su curiosidad y buen humor. Porque jugar nos hace a todos un poco más felices y reduce el estrés. El de tu perro, pero también el tuyo. Así que ¿a qué esperas? Preparados, listos… ¡Ya!

Las pelotas son un juego que nunca falla. Se las tiras y va corriendo a buscarlas. Juega contigo y además hace ejercicio. Puedes encontrar multitud de tamaños, colores, texturas o materiales. Puedes escoger entre pelotas para la piscina que flotan. O pelotas que hacen ruido al moverse, lo que le estimula y le da más ganas de seguir jugando. Pero te contamos un secreto. Elijas la que elijas seguro que triunfas, porque lo que más les gusta es interaccionar contigo y las pelotas llevan irremediablemente a eso.

Las cuerdas son otro de esos clásicos que no pasa de moda. Sirve tanto para que la mordisquee el solo como para que juguéis a estirar e intentar quitársela el uno al otro. En ambos casos se divertirá y salivará protegiendo la calidad de su dentadura y fortaleciendo su mandíbula.

Pero recuerda que el juguete que escojas debe ser acorde con el tamaño de tu perro. Uno demasiado pequeño para un perro grande corre el riesgo de tragarlo y uno enorme para uno pequeño no le resultará sencillo manipularlo. También, una vez más, debes observar y conocer a tu perro. Si es de los que lo destrozan todo porque le encanta morder cuanto le rodea (masticadores tenaces) o si es más de perseguir objetos en movimiento. Cada uno tiene su personalidad, así que se lo pasará mucho mejor si lo conoces y le compras juguetes acordes.

Si lo que le encanta es enterrar cosas mejor que el material del juguete sea natural. Tal vez sea de los que se acurruca con un peluche, en cuyo caso un peluche de un material suave sería lo deseable. En cualquiera de los casos ni que decir tiene que los materiales deben ser inocuos para tu perro y que sean fácilmente lavables para poder llevar una correcta higiene. Y si te estás preguntando por qué un peluche específico para perros la respuesta es sencilla: son mucho más resistentes a mordeduras y tirones que los que se fabrican para niños. La manera de jugar es diferente, por lo tanto los peluches también. Mil formas, colores y texturas entre los que escoger. Hay peluches específicos para tirar, con la forma adaptada a esa función, reforzados y con un punto de elasticidad para que el juego sea aún más divertido.

El icónico juguete Kong para perros está hecho de caucho natural y es perfecto para el mordisqueo de tu perro. Los perros por instinto tienen la necesidad de morder. Este juguete además tiene distintas versiones para adaptarse a las distintas etapas: cuando le están saliendo los dientes, cuando ya es anciano o incluso si tu perro tiene una mordida muy potente. Al tener un bote errático, mucho menos previsible que el de una pelota, hace que les sea muy divertido atraparlo. Puedes rellenarlo de comida e incluso meterlo en la nevera en verano. Para lavarlo es tan sencillo como meterlo en el lavavajillas. Pero si no tienes con ponerlo a remojo y después frotarlo con un cepillo es suficiente.

Pero es que además hay juguetes para estimularlos cognitivamente. Es decir, hay juegos también para su mente. Que le supongan un reto y les aparte el aburrimiento en tu ausencia. Les ayuda con la memoria y la concentración. El juego consiste en llenarlo de snacks y tiene que averiguar cómo abrirlo. Su curiosidad y su apetito harán el resto. Hay distintos niveles para seguir retando a tu perro según los vaya superando y pillando el tranquillo. Incluso existen las alfombras olfativas donde esconder premios que detectará a través del olfato. El sentido del olfato en los perros está tan desarrollado como la vista en los humanos. Es una buena idea el que lo ejercite y no se le quede atrofiado.

Además esta forma de darles comida o premios hace que tengan que comer despacio, ya que tiene su proceso el poder sacarlos. Lo cual es bueno para su digestión al asegurarnos que no engulle ansioso la comida. Pero mejor si supervisas como juega. Así verás sus progresos, porque seguro que notas que cada vez lo hace más rápido y sabrás cuando llega el momento de cambiar de juguete.

Una buena práctica es ir intercambiando los juguetes para que tenga distintos cada día, así no se aburre al tener siempre los mismos.

Ropa para perros

En nuestra tienda de ropa para perros, a 20 minutos de Bilbao, encontrarás ropa pensada específicamente para ellos. Eso significa que les resultará cómoda para poder moverse y seguir haciendo su día a día cómodo. Además de ser fácilmente lavable y sencilla de poner. Debes medir a tu perro para encontrar la talla correcta. Si le compras ropa pequeña será más complicada de poner y no podrá moverse de modo fluido. Y aunque sabemos que la estética es importante, y le quieres comprar el conjunto más mono que encuentres, debes recordar que lo importante es que tu perro esté cómodo y abrigado. Que lo de “para estar guapo hay que sufrir” ya no se estila. Y mucho menos a tu perro, que está guapo en cualquier circunstancia. Pero sí, puedes encontrar trajes para perros muy monos e incluso chalecos para perros si lo prefieres. Eso sí recuerda siempre que es un ser vivo y no un muñeco al que vestir.

Si tu perro vive en invierno contigo en casa disfruta de las comodidades de tu hogar: como la calefacción. Esto supone que no está habituado a las bajas temperaturas y que si es una raza sensible puede provocarle problemas de salud como catarros. Así que desde Garden Center Sopela os recomendamos que, si vives en un clima frío y/o lluvioso, protejas a tu mejor amigo de las inclemencias del tiempo cuando salgáis a dar un paseo a la calle.

Obviamente no todos los perros necesitan protección al frío. Pero sí son más sensibles aquellos que tienen pelo corto ya que, como es obvio, la capa protectora que les supone el pelo es menor. También perros mayores o que son más sensibles al clima por algún otro motivo. Seguro que tu veterinario te lo recomienda en caso de considerarlo necesario.

Puede que a tu peludo amigo al principio no le guste demasiado. Es normal. Nunca se ha vestido así que es algo tremendamente novedoso y extraño para él. Lo mejor es no forzarlo, e ir poco a poco. Al principio puedes ponerle la ropa solo en casa y poco rato. Así, de modo progresivo conseguirás que se sienta cómodo.

Un chubasquero será la prenda ideal para protegerlo del viento y la lluvia. Es perfecto para nuestro clima en el País Vasco. Además disponemos de marcas hechas en Euskadi como Gobak. Incluso zapatos para protegerle las patas de la nieve o el hielo. Además sirve de protección si tiene alguna herida o lesión.

En Garden Center Sopela podemos ayudarte si tienes dudas con las tallas o si no sabes cual es el juguete más idóneo para tu perro. Ven con tu peludo a la tienda de animales de Sopela, a 20 minutos de Bilbao, y encontraremos juntos lo que buscas.