Antiparásitos y Vitaminas  Hay 1 producto.

Ordenar por

Sabemos cuánto quieres a tu minino y que quieres que esté sano y feliz. Por eso en Garden Center Sopela, nuestra tienda de animales a 20 minutos de Bilbao, tenemos todo lo necesario para que cuides a tu mascota. Y que tenga una salud de hierro a prueba de pulgas, garrapatas y demás parásitos.

Aunque los gatos son relimpios no están libres de padecer parásitos. Sobre todo si sale al exterior o si convive con otros animales que sí salen. Recuerda que tu veterinario te marcará un calendario de vacunas y desparasitaciones que debes cumplir para que tu minino esté protegido.

Pipetas para gatos

Conviene prevenir y evitarle a nuestro minino el mal rato de tener parásitos. Sobre todo si tiene acceso al exterior debemos prevenir, y de un modo regular, para evitarlo. Las pipetas para gatos son un método seguro, eficaz y no le supone ninguna molestia. Su aplicación debe realizarse en la nuca. Así evitaremos que llegue a lamerse e intoxicarse. Y en unas 24 horas nuestro minino estará protegido. Además, en el caso de que ya estuviese infectado, se eliminaría tanto el parásito como las larvas y sus huevos.

Vamos a hablar de los parásitos externos más comunes que afectan a los gatos. En inicio no son mortales y lo que provocan son picores y caída de pelo. Pero sí pueden transmitir enfermedades y eso ya se puede convertir en algo más grave.

- Pulgas: son las más habituales para los gatos. Son fáciles de ver porque se aprecian a simple vista, pero no las larvas y los huevos, que aunque no las veas allí estarán. Además observarás costras y zonas rojas de los picotazos que le harán a tu gato para extraerle sangre. Además puede provocarle una dermatitis alérgica, la cual le dolerá y picará, y si se rasca muy compulsivamente puede llegar a hacerse herida e infectarse. Además la pulga puede transmitir bacterias e incluso parásitos internos como tenias. Son sencillas de eliminar. Con un champú y después una pipeta el problema suele estar solucionado. También existen en el mercado peines y cepillos antipulgas y antipiojos, que pueden ayudarte con la desparasitación.

- Garrapatas: es el más peligroso porque puede transmitir muchas enfermedades. Son fáciles de detectar a simple vista. Este parásito suele refugiarse entre la maleza y se adhiere a su huésped cuando pasa por delante, no se suele traspasar entre animales. Para quitarlas existen pinzas para retirar garrapatas. Así podrás extraerlas de una forma más segura. El objetivo es que no quede su aparato bucal enganchado, ya que provocaremos una infección casi segura. Recuerda desinfectar la herida dejada tras la extracción.

- Piojos: no suelen ser habituales. Atacan a los gatos si están muy sucios, si están inmunodeprimidos o a cachorros con las defensas aún bajas. Le provocan picores, eccemas o infecciones en el caso de una infestación grave. También pueden ser portadores de tenias.

Si te preocupa que tu minino pueda contagiarte de alguno de estos parásitos, debemos resaltar que no es probable, ya que la especie que ataca a los gatos no es la misma que la que ataca a los humanos. Por ejemplo es lo que sucede con los piojos Felicola subrostratus, que solo atacan a gatos y otros felinos. Pero recuerda limpiar a fondo tu casa para conseguir que no quede ningún huevo ni larva, y que el problema vuelva a comenzar. Por supuesto si conviven más animales, y estos todavía no han sido contagiados, utiliza tratamientos preventivos. Y comprueba que todos los animales estén vacunados para evitar sustos.

Antiparasitarios para gatos

No sólo puedes darle pipetas a tu gato para protegerlo de parásitos. Hay otros métodos también efectivos como los collares antiparasitarios y los spray.

Los collares antiparasitarios funcionan a largo plazo. Se van desprendiendo los componentes químicos de modo paulatino, con el calor del cuerpo del animal. Puede llegar a proteger hasta durante 8 meses, tanto de pulgas como de garrapatas y piojos. Pero asegurate, leyendo las instrucciones del fabricante, durante cuánto tiempo es efectivo. Recomendamos que busques en el mercado uno de buena calidad, para evitar que le pueda dañar la piel. Y ten en cuenta que, si tu gato no está acostumbrado, puede que le moleste el collar e intente incluso quitarlo. Si es tu caso deberías plantearte el uso de pipeta para gatos en vez de un collar antiparasitario y evitarle molestias innecesarias.

Los spray antiparásitos para gatos. Para aplicarlo es similar a la pipeta, pero se aumenta la cantidad de producto utilizado, digamos que es menos concentrado. Una vez aplicado por todo el cuerpo debes darle un pequeño masaje al minino para que se introduzca bien en el pelaje. Y nada de baños en dos días. Su duración es menor, en torno al mes. Pero consulta las instrucciones del fabricante y apúntalo en un calendario para recordar cuánto le debes dar la siguiente dosis para que esté permanentemente protegido. Se puede usar con cachorros, pero compruébalo con el fabricante o pregúntanos antes de aplicarlo. Nuestra tienda de animales, donde puedes encontrar de todo para tu mascota, está a 20 minutos de Barakaldo.

Los champús antiparasitarios sirven de tratamiento en el caso de estar ya infectados. Así que debes usarlo como primer paso si tu gato ha sido contaminado con algún parásito externo, y tendrás que reforzarlo después con el uso de una pipeta. Recuerda que debes utilizar productos específicos para gatos, y jamás utilizar los champús de humanos, que pueden provocarles incluso alergias. No todos los gatos detestan el agua, tendrás que aprender los gustos de tu minino. Y no te preocupes si tu gato es de los que no soportan el agua, porque existe el champú en seco. También existen champús para gatos como tratamiento preventivo. Lee las instrucciones del producto antes de usarlo o pregúntanos.

Las pastillas son tratamientos que deben ir con prescripción veterinaria. No es nada recomendable automedicar, es el veterinario el que te dará las pautas a seguir y te indicará el tratamiento más adecuado. En nuestra tienda de animales disponemos de marcas como Bravecto y Credelio que te venderemos con la receta veterinaria.

Vitaminas para gatos

Hay momentos en la vida de un gato en los que es necesario un aporte de vitaminas. Puede ser que, por causa de alguna enfermedad, haya perdido el apetito y termine desnutrido. Ya sabes que en caso de pérdida de apetito debes acudir al veterinario para descubrir qué le ocurre y darle un tratamiento eficaz y adecuado. Pero seguramente tengas que completar su dieta, para que recupere lo antes posible las vitaminas que ha perdido.

Gracias a este aporte extra podrá prevenir otras enfermedades derivadas del déficit de vitaminas. También ayuda a la asimilación de hidratos de carbono, proteínas y grasas. Las vitaminas ayudan al sistema inmune, y a las funciones vitales. Incluso pueden ayudar con el apetito. Tu veterinario te indicará qué vitamina específica necesita o qué combinación de ellas.

Por ejemplo, puedes añadir a su dieta, como complemento alimenticio, el aceite de salmón para gatos. Le ayudará a no soltar pelo y mejorar la salud de su piel, por lo que conseguiremos que el minino genere menos bolas de pelo. Este aceite es muy rico en omega 3 y vitamina D. Refuerza el sistema inmunitario y mitiga la artritis y el reuma. Y además abre el apetito.

Cuando son mayores suelen necesitar un suplemento en su dieta, pero siempre como complemento, la comida no puede ser sustituida por las vitaminas. Debes cuidar la calidad de la comida que le suministras a tu minino y seguir las recomendaciones de tu veterinario. Los complementos vitamínicos para gatos pueden aportarle más energía y reforzar el sistema inmunológico.

Por supuesto las vitaminas para gatos tienen una formulación específica. Jamás debes darle las preparadas para humanos. Ni las proporciones, ni las necesidades son las mismas, así que no hagas un uso irresponsable. Además, como están pensadas para ellos, también el formato en el que lo encontramos es específico, es decir pueden ser en forma de golosinas o geles para una más sencilla ingesta.

Malta para gatos

Los gatos pasan horas acicalándose. El problema de esto es que al lamerse tanto no pueden evitar ingerir pelo, que termina convirtiéndose en bolas que no llega a digerir. Y es cuando se convierte en un problema. Comienzan las toses y los vómitos de bolas de pelo. Pero ese no es el problema grave, el problema es que se acumulen en el estómago o el intestino grueso y lo puede obstruir y provocar un estreñimiento prolongado, en cuyo caso debes acudir al veterinario inmediatamente. Para evitarlo es conveniente cepillar a tu gato a diario para quitarle el pelo muerto que le sobre, sobre todo en primavera y otoño que se le caerá más pelo. Y el uso de la malta para gatos será tu aliado porque le ayudará de manera natural con su tránsito intestinal, por su efecto laxante natural.

La malta para gatos suele comercializarse en forma de pasta con un textura más densa que la miel. Su composición varía ligeramente según la marca y seguro que tu minino tiene su favorita, por lo que puedes ir probando hasta encontrarla. Pero básicamente sus ingredientes son: extracto de malta, aceites y grasas vegetales, fibra añadida y levadura. Pueden incluir conservantes, colorantes e incluso añadirles vitaminas.

En cuanto a la cantidad que le debes administrar con una bolita del tamaño de una avellana es suficiente, pero si le gusta puedes darle un poco más. Un par de veces a la semana sería lo indicado para gatos de pelo corto y cuatro veces a la semana a los de pelo largo. Pero si vemos que es necesario, para épocas de muda de pelo, podemos aumentar la dosis hasta darlo a diario.

Les suele gustar el sabor, pero si ese no es el caso no te preocupes porque hay trucos. Puedes ponerle la dosis en una pata, como no soportan estar sucios, se la lamerá. Aunque corres el riesgo de que se frote en algún mueble para quitarsela. Otra opción es untar la malta para gatos en su comida.


En Garden Center Sopela queremos ayudarte a que tu gato esté sano y feliz. Así que si necesitas algún producto para sus cuidados y prevención seguro que lo encuentras en nuestra tienda de animales, estamos a 10 minutos de Getxo.