Reptiles y tortugas  Hay 183 productos

Ordenar por
por página

Como sucede con cualquier ser vivo debes conocer sus cuidados y su carácter, así como su longevidad, antes de decidir hacerte cargo de una mascota. En este caso pueden convivir contigo hasta más de 20 años, en el caso de tortugas o alguna serpiente. Así que puede ser una larga relación. Desde Garden Center Sopela queremos que estés informado de todo lo que conlleva la adquisición de un animal, porque estamos comprometidos con el bienestar animal y queremos que tanto tú como tu mascota disfrutéis de vuestra compañía, con respeto y cuidados.

Quizá la pregunta más obvia es qué animales son los reptiles. Y aquí estamos para resolver esta cuestión, hablar de algunas de las especies más interesantes y contarte qué reptiles pueden ser nuestras mascotas. Porque en Garden Center, a 12 minutos de Leioa, somos especialistas en diferentes reptiles como tortugas y lagartos. Pero también en arañas y anfibios. Si tienes dudas puedes pasarte por nuestras instalaciones y preguntarnos. También encontrarás de todo para que tu mascota disfrute de un hábitat que cubra todas sus necesidades.

LOS REPTILES

Podemos simplificar y decir que los reptiles son aquellos animales de cuatro patas que se desplazan reptando, es decir arrastrando su vientre por el suelo. La excepción serían las serpientes que carecen de patas, pero se arrastran igualmente por el suelo para moverse. Esta característica se debe a que vivían en medios acuáticos, la evolución los ha hecho adaptarse a la vida terrestre. Pero siguen habitando zonas con presencia de agua como ríos, pantanos o lagos. Aunque también tienen más características comunes:

- Son vertebrados que o bien están cubiertos de escamas (como una serpiente) o tienen caparazón (como una tortuga).
- Son ovíparos u ovovivíparos. Se reproducen poniendo huevos.
- Su aparato respiratorio es pulmonar. Aunque algunos pasan mucho tiempo en el agua, como las tortugas.
- Son de sangre fría, lo que quiere decir que su temperatura corporal depende del clima exterior y su capacidad de termorregulación.

Vamos a hacer una pequeña clasificación de los reptiles para comprender quienes son y el parentesco que tienen entre ellos:

Reptiles:

- Anápsidos

Tortugas

- Diápsidos

1. Arcosaurios: cocodrilos, caimanes, aligátores, gaviales...

2. Lepidosaurios

2.1. Tuataras
2.1. Lagartos. Lagartijas, iguanas, camaleones… Existen unas 5.000 especies de lagartos.
2.3. Serpientes

Ahora que ya conocemos su “árbol genealógico” vamos a conocer a alguno de ellos con un poco más de profundidad.

TORTUGAS

Podemos distinguir dos tipos de tortugas: tortuga de tierra y tortuga de agua. Según su hábitat. Las de tierra solo beben agua, y a veces se bañan, pero viven en bosques tropicales o incluso en desiertos. Con las de agua sucede a la inversa, ya que dejan el medio acuático de modo ocasional, como para poner huevos. Por su puesto tienen características físicas diferentes para adaptarse a su entorno. Por ejemplo, sus caparazones son diferentes. Las tortugas de agua tienen el caparazón más liso, suave y aerodinámico, para que puedan nadar más fácilmente. Mientras que el caparazón de las tortugas de tierra resulta más rugoso, áspero y pesado. Pero también más alto. Sus patas también están adaptadas. Las de agua cuentan con membranas entres sus dedos y las de tierra carecen de ellas y tienen patas más fuertes. En cuanto a qué comen las tortugas la alimentación de las de agua es omnívora y las de tierra suelen ser herbívoras, aunque hay excepciones.

Las tortugas de tierra como la tortuga rusa son muy sensibles a la humedad. Por lo que su terrario deberá tener la temperatura y la humedad controlada. Deben ingerir alimentos con alto contenido en fibra. También necesitan luz natural, ya que son los rayos de sol los que le ayudan a fijar el calcio para su caparazón. No es sano para ellas darles comida para humanos, aunque les guste (como el jamón york), pero sí podemos darles alimentos no procesados como tripas de merluza o una cabeza de langostino.

Si tu tortuga es muy grande y la tienes por el jardín debes tener cuidado, ya que hay plantas que le resultan tóxicas como el laurel o la azalea. Y mucho cuidado también con las aves rapaces. Pero si tienes cuidado y tratas correctamente a tu mascota puede llegar a vivir ¡70 años! Las tortugas de tierra son más longevas, las de agua viven entre 20 y 40 años.

Como tortuga caja se conocen a varias especies de tortugas, entre ellas la Kinosternon Scorpioides, procedente de Centroamérica. Se les conoce con este nombre porque al sentirse amenazada por depredadores se esconde en su caparazón protegiéndose. Lo cierra al introducir su cabeza y patas y queda como una caja.

LAGARTOS

Los lagartos son cerca de 3.000 especias, pero aún hoy en día se están descubriendo nuevas. Entre ellas encontramos a los camaleones, las iguanas, los geckos o el conocido lagarto dragón barbudo. Como curiosidad decir que el lagarto más grande conocido es el dragón de Komodo (puede medir hasta 3 metros), pero no vamos a hablar de grandes lagartos, nos vamos a centrar en aquellos lagartos con los que puedes convivir.

El dragón barbudo cuyo nombre científico es pogona vitticeps. Su nombre proviene de su característica “barba”. En realidad tiene la garganta rodeada de una hilera de escamas espinosas, con la que intimida a posibles rivales o depredadores. Para ello abre la boca y despliega su barba que, como imaginas, consigue causar un gran impacto. Es un lagarto famoso por ser dócil y tener buen carácter, además es capaz de reconocer a su dueño. Sí, sí, has leído bien. Lo mismo que hace un perro.

Lagarto de Collar del Desierto, (Crotaphytus Collar) en este caso su nombre también proviene de su aspecto ya que este lagarto tiene unas marcas blancas y negras alrededor del cuello.

Los geckos son amigables y en general nada agresivos. Siempre hay excepciones, como el Gecko Tokay. Su esperanza de vida en cautiverio son unos 20 años y existen unas 50 especies diferentes como:

- Gecko Leopardo, Eublepharis Macularis
- Gecko escamoso de Madagascar, Geckolepis Maculata
- Gecko Diurno Gigante, Phelsuma Madascariensis
- Gecko Crestado, Rhacodactylis Ciliatus
- Gecko de palmera, Gecko Vittatus
- Gecko atigrado americano, Coleonyx Mitratus
- Gecko rugoso, Pachydactylus Rugosus
- Gecko cola gruesa, Hemitheconyx Caudicinatus
- Gecko gigante de Koch, Phelsuma Kochi

Suelen tener patas y ojos grandes. Y su tamaño puede oscilar desde 1cm hasta 40. En general no poseen párpados y para limpiar sus ojos utiliza la lengua, pero una excepción son los geckos leopardos que sí tienen párpados móviles. Existe una gran variedad de formas y de colores, la mayoría de ellos tienen una gran capacidad para trepar. Mudan de piel una vez al mes aproximadamente y se comen su propia piel. Podemos dividirlos principalmente entre geckos tropicales (ecosistema de rainforest) y geckos desérticos (ecosistema de desiertos o zonas áridas).

En cuanto a los camaleones hay tres características que se nos vienen a todos a la cabeza cuando pensamos en ellos:

1. Su lengua protráctil. Es casi tan larga como su cuerpo y tiene una gran fuerza.
2. Sus ojos, que se mueven de forma independiente. Pueden mirar en dos direcciones distintas y enfocar perfectamente hasta a 1km de distancia.
3. Y, por supuesto, su cambios de color. Aunque en nuestro imaginario era para camuflarse, la realidad es que se debe más a su estado de ánimo, incluso a su salud.

Para recrear el hábitat de un camaleón necesita un terrario alto y ventilado. Además son animales solitarios, así que un solo ejemplar.

Las iguanas son lagartos que pueden llegar a ser muy grandes, de unos 2 metros y pesar unos 8 kilos. Cuando son pequeñas son de color verde, pero en edad adulta el tono de sus escamas cambia a grisáceo. Nunca debes cogerla de la cola, ya que se puede sentir atacada y desprenderse de ella (igual que las lagartijas). Pero debes sacarla del terrario a diario, para que se acostumbre a ti. Necesitan una socialización prolongada con cada miembro de la familia con los que vaya a estar en contacto. Su alimentación debe ser 100% vegana.

SERPIENTES

Lo que mejor diferencia a las serpientes del resto de reptiles es que carecen de patas. Se desplazan reptando y son carnívoras. Su dieta principal son ratones, insectos, peces, lagartijas, ranas.... Existen más de 3.000 especies, y claro, entre tantas, encontramos un montón de variantes, desde pequeñas serpientes de 10cm hasta las que pueden alcanzar 9 metros. Carecen de párpados y orejas, por lo que las vibraciones son fundamentales para ellas. Mudan su piel una vez al mes aproximadamente.

La serpiente coral es una de las más venenosas conocida, así que no es una opción para tener en casa como mascota. Pero existe la Falsa Coral que es inofensiva. La naturaleza es sorprendente una vez más, y esta serpiente imita el aspecto de la coral venenosa para evitar que la coman los depredadores al confundirla con ella.

La Boa Constrictor tiene la peculiaridad que para cazar estrangula poco a poco a su víctima con su cuerpo, rodeándo a la víctima y ahogándola. Es capaz de tragar grandes presas de golpe. Pueden llegar a medir 4 metros y pesar 45 kilos.

La Serpiente del Maíz tampoco es una especie venenosa, sino que actúa igual que la boa constrictor y mata a sus presas por constricción. Tiene un carácter tranquilo y tampoco es demasiado grande. Entre 1,10 y 1,30 metros los machos y algo mayores las hembras (entre 1,30 y 1,50 metros) Su esperanza de vida en cautividad se alarga hasta los 20-25 años.


LOS ANFIBIOS

Tienen varias características que los definen.

- Viven tanto en el medio acuático como en el terrestre. Tanto les define que la palabra “anfibio” proviene del griego y significa ambos medios.
- Pasan por varias metamorfosis a lo largo de su vida.
- La respiración la realizan por la piel, de ahí la importancia de tenerla siempre húmeda. Complementan esta respiración o con pulmones o bien con branquias que poseen toda la vida.
- Son ovíparos (ponen huevos) y necesitan que estos estén en el agua

De los anfibios se conocen unas 7.500 especies diferentes, las cuales las podemos dividir en 3 grupos:

1. Anuros. Sapos y ranas.
2. Caudados o Urodela. Salamandras y ajolotes.
3. Gimnofiones. Cecilias.

Si te preguntas las diferencias entre sapos y ranas vamos a tratar que los distingas fácilmente. Los sapos están más adaptados a la vida terrestre por lo que su cuerpo es más robusto y su piel más gruesa y rugosa. Las ranas son más esbeltas y tienen las extremidades más largas, desarrolladas para saltar y los dedos palmeados, con membranas entre ellos. Son más dependientes del agua que los sapos, que pueden estar un largos períodos alejados de ella. Los renacuajos de las ranas y los sapos pierden la cola y carecen de ella en su edad adulta. En cambio las salamandras no pierden la cola en su metamorfosis,

El término rana arborícola hace referencia a unas ranas que tienen la característica de trepar a los árboles. Tienen ventosas que les ayuda a trepar por superficies resbaladizas (incluso por el cristal de un terrario) y sus ancas traseras están preparadas para dar grandes saltos. Entre ellas encontramos a varias especies distintas como la Hyla Cirenea que es una pequeña rana verde de unos 5 centímetros o la mansa rana arborícola de White, Litoria Caerula. Todas las ranas de este género son hábiles cazadoras nocturnas. Y cada año, se descubren entre 20 y 50 especies nuevas.

El popular nombre de Rana Pacman hace referencia a varias especies, pero todas del género Ceratophrys. Se conocen por este nombre por su “parecido” con el videojuego, aunque también se le ha llamado rana cornuda. Sus cuidados son muy sencillos por lo que, junto a su peculiar aspecto, se ha popularizado como mascota. Pero debes cuidar la temperatura del terrario (24/30º), la humedad (70/90%) y su alimentación. Tienen fama merecida de tragones, así que procura no sobrealimentarlo de insectos. Tiende a comer cualquier ser vivo más pequeño que él que le pase por delante.

Las salamandras, como la salamandra tigre (Ambystoma Tigrinum), pueden llegar a alcanzar unos 25 cm. Son de hábitos nocturnos y aunque sus tonalidades llamativas pueden hacernos pensar que se trata de un animal venenoso no es así. Se trata de una estrategia para disuadir a sus depredadores. Al tratarse de anfibios nada de temperatura elevada (18-20º es la temperatura perfecta) ni sol directo, pero sí necesitan humedad (70/90%)

Otro anfibio muy especial son los ajolotes. Se suelen mantener en estado larval toda su vida, conservando las branquias. Son animales acuáticos y pueden tomar oxígeno del agua a través de sus branquias y de su piel, pero también salen a respirar aire a la superficie con unos pulmones rudimentarios.


LAS ARAÑAS

Son de la clase Arachnida. Se conocen unas 45.000 especies y tienen en común que suelen ser animales solitarios y depredadores. Los pequeños insectos suelen ser sus víctimas habituales. Muchas tienen veneno para poder cazar a sus presas. Algunas pueden resultar incluso letales. Pero por supuesto su método de caza más fascinante y característico son sus telarañas que le sirven tanto para cazar pero también para refugiarse de la lluvia o de depredadores.

La más grande que se conoce en la actualidad es la araña gigante africana (Hysterocrates Gigas). Es de la familia de las tarántulas y la esperanza de vida de las hembras es mucho mayor que la de los machos, 10 a 12 años frente a 2 a 4 años en el caso de los ejemplares masculinos. Se alimentan de grillos, cucarachas, polillas… Es la única tarántula que puede bucear y, a veces, atrapar peces.

Como muchas veces la mala prensa de películas y leyendas urbanas ha provocado que en nuestro imaginario colectivo la tarántula se vea como un animal peligroso al que temer. Pero realmente se trata de animales dóciles y tranquilos, aunque eso varía según especies. Pero debes ser muy consciente del animal que tienes como mascota. De hecho todas las tarántulas son venenosas, y si nos pican puede darnos una reacción alérgica grave y dolorosa. Pero muy pocas tarántulas tienen un veneno letal, y obviamente no te recomendamos la convivencia con ellas en absoluto. Hemos de señalar que solo atacan si se sienten muy amenazadas. Así que si le dejas su espacio y la manejas tranquilo no habrá ningún problema.

TERRARIOS

Escoger un buen terrario es fundamental para que tu mascota pueda vivir cómoda y en las mejores condiciones. Debemos tratar de asemejar lo máximo posible las condiciones del terrario a las de su hábitat natural.

Algo que nunca debes olvidar a la hora de escoger terrario es que las dimensiones deben ser las apropiadas para el ejemplar o ejemplares que van a convertirlo en su hogar. Obviamente no necesita el mismo tamaño una boa constrictor de 4 metros que un pequeño gecko. Tampoco necesitará el mismo espacio si solo tienes una mascota o conviven varias juntas. Debes pensar en el tamaño final del animal en estado adulto.

Además deberás cuidar la temperatura y la humedad del ambiente. Lo ideal es informarte de todo lo que necesita tu mascota antes de llevarla a casa. Y si tienes dudas recuerda que puedes pasarte por nuestra tienda de animales, a 25 minutos de Bilbao, y preguntarnos todas aquellas dudas que te genere el cuidado de tu nuevo compañero. Somos expertos en reptiles y estamos encantados de poder ayudarte.

El terrario debe ser seguro para evitar que se escape, además de estar ventilado para que no se ahogue y evitar hongos y moho en el terrario. Pero piensa que debe ser accesible para que puedas alimentar a tu mascota de forma segura y cómoda, y recuerda que deberás limpiarlo de modo regular.

ALIMENTO VIVO PARA REPTILES

Los reptiles, en la mayor parte de los casos, son omnívoros y cazan sus propias presas. Así que para alimentar correctamente a nuestra mascota le debemos facilitar el alimento igual que lo encontraría en la naturaleza. Pero debemos proporcionar el adecuado para cada especie, y tener en cuenta su edad y tamaño.

La cucaracha runner y la Shefordella Tartara son perfectas como alimento para lagartos, grandes ranas o camaleones. El gusano de la harina (Tenebrio Molitor), debido a su pequeño tamaño es perfecto para todos los lagartos, pero no es recomendable para animales jóvenes, ya que su digestión es difícil. La langosta y los grillos hacen las delicias de los grandes lagartos y los camaleones. Pero hay algunos que solo se pueden incluir en su alimentación de modo esporádico como el gusano de la miel (Galleria Mellonella) ya que tienen un alto contenido en grasas.

Desde Garden Center Sopela te recomendamos que compres alimento vivo para reptiles que provenga de un criadero, ya que así te garantizas que no contienen restos de pesticidas ni enfermedades. Puedes venir a nuestra tienda de animales, a 25 minutos de Bilbao, aquí encontrarás de todo para que tu mascota esté bien alimentada.