Comida para gatos  Hay 67 productos

Ordenar por
por página

Tu gato debe estar lo mejor alimentado posible para que sea un minino feliz. Sabemos que en el mercado hay mucha variedad entre la que escoger, pero vamos a explicarte los beneficios que le aporta cada tipo de comida para que puedas escoger la mejor opción para tu mascota.

Como ya sabes los gatos son carnívoros y prefieren comer varias veces a lo largo del día. La proteína debe ser su principal nutriente. Necesitan dos aminoácidos indispensables en la dieta: la arginina y la taurina. Omega 3 y 6 y vitaminas (como la A, la B, la C, la E y la D) Es tu responsabilidad darle una comida equilibrada y variada. Por lo que te recomendamos que no hagas comida casera, porque será más complicado conseguir el equilibrio que necesitan.

Cuando son cachorros (las 8 primeras semanas como mínimo) se alimentan de la leche materna así que no debes preocuparte de más comida, porque la leche contiene todo lo necesario. En caso de que esto no sea posible existen sustitutos de la leche, pero es una medida extrema y sólo si a la madre no le es posible amamantar a sus cachorros. A partir de la cuarta semana podemos empezar a introducir algo de comida sólida para que se vaya acostumbrando.

Pienso para gatos

Lo primero que debes hacer para saber la cantidad de pienso que debes darle a tu gato es leer las instrucciones del fabricante. El te dirá la cantidad adecuada según el peso del animal, porque depende del tipo de alimento y de las calorías que aporte. Por supuesto estas indicaciones sirven solo para gatos sanos y con actividad física moderada. Si no es el caso lo mejor es que nos preguntes en nuestra tienda de gatos, a 10 minutos de Getxo, donde podrás comprar las mejores marcas de comida para gatos como: Orijen, Hill’s, Vitakraft, Carnilove, Cat’s love, Advance, Acana, Libra, Brekkies, Lobo Azul o Royal Canin. Resolveremos tus dudas y escucharemos tu caso específico. Pero si tu gato tiene un problema grave de salud debes dejarte aconsejar por un veterinario.

Los gatos esterilizados siempre tienen tendencia a engordar mucho. Esto se debe a que tras la operación, por cambios hormonales y de metabolismo, tendrá más hambre y hará menos ejercicio. Es algo habitual y que debes tener en cuenta para evitar que tu minino tenga sobrepeso y por lo tanto peor calidad de vida. Hay piensos que están pensados específicamente para gatos esterilizados.

Cuando tu gato ya es mayor (a los 7 u 8 años) sus necesidades cambiarán. Ya no gastará tanta energía porque tendrá menos actividad física. Por lo tanto no es necesario darle tantas calorías. Una dieta que pueda digerir con facilidad, con menos proteínas y grasas, será lo mejor para su bienestar.

Si tienes a una gata embarazada bajo tus cuidados debes saber que necesitará más alimento y que sus necesidades energéticas irán aumentando cada semana. Además necesitará ingerir más grasas para aumentar sus reservas para la lactancia.

Y por supuesto si en casa tienes también un perro no caigas en la tentación de alimentarlos con el mismo pienso. Sus necesidades no son las mismas. De hecho los gatos necesitan taurina para que su corazón funcione correctamente, y el pienso para perros no lo contiene.

Aprovechamos para hablarte de los alimentos que tu gato no debe ingerir bajo ningún concepto, porque son malos para su salud como por ejemplo la sal. Tomada en exceso le perjudica el riñón y le puede provocar hipertensión. Nada de lácteos, porque tras su fase de lactante de cachorro se vuelven intolerantes a la lactosa. Tampoco cebolla, puerro, ajo, limón, chocolate ni vinagre. En cuanto a frutas está prohibido el aguacate, las uvas y las pasas. Tampoco los frutos secos ni nada de dulces de humanos, hay golosinas pensadas para ellos de las que hablaremos más adelante.

Comida húmeda gatos

Es la idónea cuando son cachorros porque no están acostumbrados a beber mucha agua, y sirve para hidratarles. También si a pesar de ser ya un gato adulto (a los 12 meses ya lo podemos considerar un adulto) no le gusta beber mucha agua, en cuyo caso también es importante el aporte que le da comer comida húmeda.

Por supuesto hay comida húmeda pensada para los gatos esterilizados. Lo que nos ayudará con su hidratación y si padece de problemas renales o urinarios. Dado que este tipo de comida tiene un 80% de agua le estamos aportando una gran parte. Además contiene menos calorías que el pienso (al ser casi todo agua)

Tienen diferentes texturas como paté, mousse, en pedazos con salsa… así se adaptará a los gustos culinarios de tu felino. Ni que decir tiene que están disponibles en distintos sabores y tanto carnes como pescados: pavo, ternera, pollo, pato, faisan, reno, salmón o pescado azul. También la puedes encontrar en distintos tipos de envases: lata de comida, en bolsas o en tarrinas. Cambia el recipiente pero en todos los casos se conservan al vacío en perfectas condiciones.

Ya hemos dejado clara la gran ventaja que supone la comida húmeda para la hidratación de nuestro felino, pero es que además, la otra gran ventaja es que es mucho más sabrosa que el pienso. Así que si tu gato está inapetente, por cualquier motivo, seguro que una lata de comida será más atractiva. Le huele y sabe mejor. Pero no es recomendable para comer a diario, ya que aumentará el sarro en sus dientes y, al gustarles más, volvemos al problema del sobrepeso. Así que es recomendable utilizar el pienso seco a diario y ocasionalmente la comida húmeda para gatos. Insistimos con el sobrepeso porque es un problema que les ocurre a la mayoría de los gatos domésticos.

Golosinas & snacks gatos

Los que convivís con gatos lo sabéis perfectamente. Un gato no busca complacerte. Más bien quieren ser tratados como lo que son: los reyes de la casa. Para educarlo no conseguirás nada con riñas o castigos de ningún tipo. Pero os desvelamos un truco: el refuerzo positivo sí funciona. Así que premia toda actitud que te guste. Por supuesto sirven mimos o palabras agradables (el tono con el que le hablamos lo entienden perfectamente). Pero también podemos reforzar su comportamiento con golosinas para gatos.

Así irá poco a poco asociando un comportamiento a una recompensa, lo que hará que repita dicho comportamiento para conseguir su premio. Es un método de aprendizaje rápido y efectivo. Es cuestión de paciencia y ser muy constante. Por ejemplo cada vez que lo veas utilizar su arenero (si le estás enseñando que sus necesidades las debe hacer ahí) o que utilice su rascador (en vez de tus muebles) deberás premiarlo. No puedes hacerlo solo en ocasiones porque no entenderá el mensaje y creerá que el recibir snacks para gatos de premio es algo aleatorio. Y nuestro esfuerzo no servirá de mucho más que confundir al minino.

Obviamente no puedes darle premios de forma indefinida, así que irás retirándolos de forma progresiva una vez consideres que se ha convertido ya en un hábito. Así que en vez de premiar cada vez lo harás cada 2 veces, luego cada 5 veces que lo repita, más adelante cada 10 veces, hasta terminar premiando sólo de modo ocasional. Finalmente habrás conseguido que, sin premio, siga haciendo aquello que querías que aprendiera.

Para toda esta labor del refuerzo positivo debes encontrar aquella golosina o snack para gatos que le encante. Es obvio que si el premio le interesa prestará más atención en cómo conseguirlo. Desde Garden Center Sopela nunca recomendaremos el castigo como método de aprendizaje. Solo le generará miedo, estrés y ansiedad. Y encima casi seguro que no comprenderá el motivo. Buscamos el mayor bienestar para tu mascota. Además al tratarle con el respeto y el cariño que merece tu gato, hará que vuestra relación se refuerce y tengáis una convivencia feliz.

También puedes darle golosinas una vez que haya terminado su aprendizaje sencillamente porque sí, para darle un capricho de vez en cuando a tu minino. Porque a quien no le agrada de vez en cuando un premio. O puedes utilizarlo como entretenimiento, a modo de juego, si lo metes dentro de un juguete dispensador.

Los puedes encontrar en distintos formatos y texturas como barritas o palitos, las clásicas galletas, snacks naturales liofilizados de carne o pescado e incluso snacks dentales para ayudar a limpiar sus dientes.

Comederos y bebederos

Pueden llegar a comer unas 10 veces al día por lo que lo ideal es dejarle comida a su disposición, para que coma las veces que desee y cuando desee. El agua también debe estar a su libre disposición fresca y limpia.

Los gatos tienen la tendencia de beber poca agua, así que una buena idea es vigilar que está bebiendo lo suficiente. Para incentivarle puedes hacer uso de fuentes o incluso abrir el grifo, seguro que llama su atención y se anima a beber. El agua en movimiento les atrae mucho. El agua de su bebedero siempre debe estar fresca y limpia. Recuerda que los gatos son muy limpios y si su cuenco no lo está puede rechazar beber agua. Así que una buena práctica es mantenerlo lejos de su comida, para evitar que caigan restos. Ni que decir tiene que el arenero bien lejos. Otra idea para fomentar que beba más agua es colocarle varios bebederos, así siempre tendrá uno cerca.

En cuanto al tamaño y el material los tienes de distintos tipos: de acero inoxidable, de porcelana o de plástico. Y por supuesto multitud de colores entre los que escoger. Recuerda que además de bonito debe ser fácil de limpiar y que resulte cómodo para tu gato. Una buena idea es que sea antideslizante.

Los comederos se adaptan tanto a la comida húmeda como al pienso, por lo que no te hace falta comprar dos comederos diferentes. Consultanos si es apto para el lavavajillas el modelo que has escogido, porque te facilitará la higiene diaria. Aunque, elijas el que elijas, todos son sencillos de lavar también con un estropajo y jabón.

Debemos considerar la profundidad del comedero según las características físicas de nuestro gato. Por ejemplo, para un gato de nariz chata es mejor un comedero plano y de borde bajos. O un comedero elevado puede resultar más cómodo para comer o beber.

Las tolvas, en las que la comida baja a demanda, no es buena idea para aquellos gatos que no se sacian y tienen problemas de sobrepeso, porque necesitarán una dosificación de su comida. En la actualidad existen comederos automáticos, que dispensan la comida con un temporizador. Su cierre es hermético por lo que la comida se mantiene en perfectas condiciones y nuestra mascota tampoco puede acceder a ella libremente.

Y por último hay comederos interactivos para gatos. Estos ofrecen que el gato se ejercite tanto física como mentalmente. Y además conseguiremos que coma más despacio. Todo esto se debe a que debe “cazar” su comida. Tienen forma de laberintos y distintos niveles de dificultad.

Cualquier duda que tengas sobre comida para gatos puedes pasarte por nuestra tienda de animales, a 20 minutos de Bilbao. Te ayudaremos a que tu gato tenga el mejor alimento y por lo tanto la mejor calidad de vida que le puedas ofrecer.